El perdón no es precisamente un acto: se trata más bien de un proceso, prolongado y continúo. Es decir, no es posible perdonar desde la voluntad; desde ésta lo que sí podemos es “elegir cultivar ese proceso”.
Este proceso toma tiempo, para ello te invitamos al taller «Los 4 perdones» donde conocerás los 4 tipos de perdón que te ayudarán en este proceso para perdonar.